Bullying: empatiza, reflexiona y ¡páralo!

El bullying se ha convertido en un tema que ocupa y preocupa a muchos, ya sean padres, alumnos o profesores. No pocas veces nos topamos con noticias estremecedoras en periódicos y programas de televisión que nos cuentan como el acoso escolar va en aumento. Seguir sensibilizando al alumnado es, pues, fundamental e imprescindible si de verdad queremos cambiar la forma de convivir y relacionarnos en los centros educativos.

Bullying: ¿qué tipos hay? ¿en qué consiste?

Por este motivo, el bullying fue el tema central de una charla dirigida al curso de 1º ESO y organizada por la Comisión de Convivencia. Posteriormente, los alumnos prepararon sus propias exposiciones orales para demostrar lo aprendido en la actividad: El acoso escolar puede adoptar distintas formas y ser psicológico, social, verbal o físico o, si se produce en las RR.SS., ser conocido como ciberbullying. Se caracteriza por causar unos daños intencionados, sean de la naturaleza que sea, y que se repiten en el tiempo. Además, siempre se da un desequilibrio de poder entre acosador y víctima, siendo esta última mucho más débil que el primero.

El poder de los espectadores

Tras las presentaciones, los alumnos debatieron en pleno algunos aspectos relevantes y analizaron sobre todo el papel de los testigos.  El bullying no es un fenómeno que sucede a escondidas, todo lo contrario. Víctima y acosador suelen contar con espectadores, alumnos que están al corriente de lo que está pasando y cuya actitud es clave. Si los testigos deciden mirar hacia otro lado o, incluso, animar al agresor, el acoso seguirá o se intensificará. Lo contrario sucederá, sin embargo, si optan por actuar, informar a algún adulto o, simplemente, salir en defensa del agredido.

Jóvenes comprometidos y valientes

El desafío para la comunidad educativa radica, pues, sin duda, en lograr que los jóvenes no miren hacia otro lado y se conviertan en personas comprometidas y valientes. Personas, en definitiva, que, cuando puedan ayudar, lo hagan. Abundan los ejemplos en la historia y en nuestro día a día de lo que sucede cuando optamos por la comodidad de una ceguera voluntaria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies