Colorín colorado – ¡este cuento aún no ha terminado!

La reescritura de cuentos, bien adaptada, es un ejercicio que puede llevarse a cabo incluso en los niveles más bajos de una lengua extranjera. En contra de la creencia popular, los cuentos son todo menos fáciles – por mucho que sean para niños. Suelen contener vocabulario de un registro elevado (¿quién no recuerda las segundas nupcias del padre de Cenicienta?) y estructuras complejas.  Si se opta por trabajar con este tipo de texto en lengua extranjera, lógicamente, la tarea se complica aún más.

En esta ocasión, los alumnos de 4º ESO crearon por parejas su propia versión de Caperucita Roja en alemán. Se trabajó solo con un fragmento (¡atención, spoiler!), aquel que abarca hasta el momento en el que la protagonista se encuentra con el malvado lobo en el bosque. La actividad comenzó con la traducción del fragmento original con especial énfasis en el uso del Präteritum como tiempo narrativo del pasado en alemán. La tarea de reescritura en sí consistió en sustituir la mayoría de los sustantivos del texto, un sencillo pero efectivo mecanismo que cambia el cuento por completo.

Como producto final, los alumnos escenificaron sus cuentos mediante ilustraciones creadas por ellos mismos y los grabaron en vídeo. Se trataba de acompañar las imágenes en pantalla con la narración del cuento en alemán, cuidando la entonación, pronunciación y sincronización. Los resultados, como reflejan los vídeos a continuación, son muy divertidos, aunque, de momento, solo están disponibles en alemán. Pero, como reza el título de esta entrada, ¡este cuento aún no ha terminado!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies