Virgen Niña como Tú yo quiero ser.

El 21 de noviembre celebramos, junto con toda la Iglesia, la Presentación en el Templo de la Virgen María, más conocida para nosotros como la fiesta de la Virgen Niña.

Este año tampoco hemos querido perdernos una celebración tan entrañable para nosotros y, aunque de manera distinta para seguir cuidando la salud y seguridad de todos, también lo hemos celebrado.
No hemos podido reunirnos todos juntos en el patio y hemos echado de menos la procesión en la que los alumnos mayores de primaria portaban la  imagen de la Niña María y todos cantábamos a su paso; sin embargo, hemos llenado el patio durante tres días con nuestros cantos, peticiones, oraciones, alegría… con nuestro cariño hacia ella. Le hemos dado gracias  por acompañarnos cada día  y hemos puesto a sus pies a tantas personas que necesitan de nuestra oración, a nuestras familias, a nuestro colegio.

Durante estos días hemos aprendido también  qué  es la fiesta de la Virgen Niña: Una tradición muy antigua cuenta que, cuando la Virgen María era muy niña, sus padres, San Joaquín y Santa Ana, la llevaron al templo de Jerusalén y allá la dejaron por un tiempo, junto con otro grupo de niñas, para ser instruida muy cuidadosamente respecto a la religión y a todos los deberes para con Dios.

¡Queremos ser como tú, María!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies