En calma…Siente, Escucha, Admira

La interioridad hace referencia a la dimensión más profunda del ser humano. Es la que da sentido a su vida y habita en toda persona, independientemente de sus creencias, cultura o situación personal o social.

La interioridad es la capacidad de reconocerse desde dentro y de relacionarse desde lo auténtico y lo profundo para poder encontrar un equilibrio personal. Esto, además, repercute positivamente en los demás, en el entorno y en la sociedad.

Interioridad no es lo opuesto a exterioridad sino a dispersión. Es el descubrimiento de esa realidad profunda que en el ser humano se expresa de diferentes formas y que necesita ser educada y trabajada como una dimensión esencial y con sustancial en toda persona.

Por eso creemos que la interioridad pertenece al ser, a la esencia, a lo constitutivo, y va más allá de una ligación a una tradición religiosa, aunque pueda sustentarse en ella. Es la base de la experiencia espiritual.

Por todo esto, es un camino educativo que no puede faltar en un proyecto docente. 

Los alumnos de 1º de E.Infantil han disfrutado de una sesión de Interioridad. El centro de esta sesión ha sido descubrir que las flores son seres vivos y que tienen movimiento, aunque no lo veamos a simple vista. Es importante que los alumnos aprendan a percibir la vida que les rodea y la valoren. 

Educar la interioridad es enseñar a nuestros niños y jóvenes que lo que viven y lo que son está regulado por su experiencia interior.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies