Día mundial de la lucha contra la depresión

Desde la clase de Psicología de 2º de Bachillerato, nos hemos acercado a esta realidad de la depresión, que se da en nuestro mundo con más frecuencia de la que nos imaginamos.

Lo primero que hemos intentado hacer es desmontar falsas creencias que se tienen sobre la depresión y que, muchas veces, nos llevan a juzgar a las personas que la padecen.

MITOS SOBRE LA DEPRESIÓN 

Entonces, ¿Qué es realmente la depresión?
La depresión está registrada en el DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. También denominada «trastorno depresivo mayor» o «depresión clínica», afecta los sentimientos, los pensamientos y el comportamiento de una persona, y puede causar una variedad de problemas físicos y emocionales; además de tener dificultades para realizar las actividades cotidianas y de sentir que no vale la pena vivir.
Cuidado con creer que la depresión es una tristeza pasajera o una debilidad y que uno puede recuperarse de la noche a la mañana de manera sencilla, porque no es así. La depresión puede requerir tratamiento a largo plazo con medicamentos, psicoterapia o ambos.
Puede que la depresión solamente se produzca una vez en la vida, pero, por lo general, las personas tienen varios episodios. Durante estos episodios, los síntomas, que se producen durante gran parte del día y casi todos los días, pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración.
  • Pérdida de interés o placer en actividades habituales.
  • Alteraciones del sueño.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Falta de apetito y adelgazamiento, o más antojos de comida y aumento de peso.
  • Ansiedad, agitación o inquietud.
  • Lentitud para razonar, hablar y hacer movimientos corporales
  • Sentimientos de inutilidad, culpa o autorreproches.
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas.
  • Pensamientos frecuentes sobre la muerte e intentos suicidas o suicidio.
  • Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza.

Para muchas personas con depresión, los síntomas suelen ser lo suficientemente graves para causar problemas evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones con otras personas. Algunas personas pueden sentirse infelices o tristes en general sin saber realmente porqué.

Síntomas de depresión en niños y adolescentes

Los signos y síntomas frecuentes de depresión en los niños y adolescentes son similares a aquellos en los adultos, pero puede haber algunas diferencias.
En los niños más pequeños, los síntomas de depresión pueden consistir en tristeza, irritabilidad, apego, preocupación, dolores, negarse a ir a la escuela o bajo peso.
En los adolescentes, los síntomas pueden comprender tristeza, irritabilidad, sentirse negativo e inútil, ira, bajo rendimiento o poca asistencia a la escuela, sentirse incomprendido y extremadamente sensible, consumir drogas de uso recreativo o alcohol, comer o dormir demasiado, autolesionarse, perder el interés por las actividades habituales y evitar la interacción social.

Síntomas de depresión en adultos mayores

La depresión no es una parte normal del envejecimiento, y nunca debe tomarse a la ligera. Lamentablemente, la depresión, a menudo, no se diagnostica ni se trata en adultos mayores, quienes pueden sentir reticencia a buscar ayuda. Los síntomas de la depresión pueden ser diferentes o menos evidentes en los adultos mayores, entre ellos: Problemas de memoria o cambios en la personalidad, dolores físicos, fatiga, pérdida del apetito, problemas del sueño o pérdida del interés en el sexo, querer quedarse en casa con frecuencia y pensamientos o sentimientos suicidas. 

¿QUÉ NO DEBEMOS HACER?

 

SERIE DOCUMENTAL: “NO ES DEPRE, ES DEPRESIÓN”
Los alumnos de 2º de Bachillerato han trabajado el tema de la depresión con esta serie, que, sin duda, les ha ayudado a entender mejor distintos aspectos de este trastorno.
La serie documental “No es depre, es depresión” pretende ser una aproximación desde diferentes perspectivas a una enfermedad que no siempre es fácil de entender y de la que se habla muy poco, a pesar de que está muy presente en nuestra sociedad.
Seis episodios conforman este viaje por la depresión en el que pacientes y expertos de distintos ámbitos nos hablan de ella. Todo, con el fin de entender mejor las implicaciones personales y sociales de la principal causa de discapacidad en el mundo.

https://janssencontigo.es/es-es/depresion/no-es-depre-es-depresion

ALGUNOS CONSEJOS PARA AYUDAR A ALGUIEN QUE SUFRE DEPRESIÓN:

  1. Ten presente que el otro te necesita y te valora, aunque te parezca que no.
  2. Escucha.
  3. Nunca digas “tranquilízate” ni “intenta animarte”.
  4. Entiende que se trata de una enfermedad. Se dirán cosas que en realidad no se sienten.
  5. Ponte en su lugar. Comprende, sobre todo, que lo que a ti podría parecerte fácil, tal vez sea un desafío imposible para un depresivo.
  6. No te tomes nada de manera personal. Nada de esto es culpa tuya.
  7. Ten paciencia. Comprende que no va a ser fácil. La depresión fluye y refluye y sube y baja.
  8. Hazle compañía. Pregunta en qué puedes ayudar. Lo principal que puedes hacer es simplemente estar presente.
  9. Alivia toda la presión tanto la existencial como la laboral, familiar, etc.
  10. Trata de evitar que el depresivo se sienta más anormal de lo que ya se siente. Recuerda que no existe una normalidad
    estándar. Lo normal es siempre subjetivo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies