web.alexiaedu.com/ACWeb/LogOn.aspx?key=ygdZfEHZCcw%253d
www.tramitacastillayleon.jcyl.es/
www.educa.jcyl.es/es/calendario-escolar
www.ciceron-fct.com/
www.educa.jcyl.es/educacyl/cm/convivencia
www.mec.es
www.jcyl.es
ciudaddesaberes.es/





¿Recuperar clave?

Días en la red

Sindicación

Inicio
Teléfono: (34) 923225477 - Fax: (34) 923121711 - mail: direccion@trinitarias.com
TORNEO DE FÚTBOL SALA: TERCERA Y CUARTA JORNADA PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Marisa Moro   
martes, 22 de abril de 2014
 

VER MÁS FOTOS

Después de un “largo paréntesis” debido a las condiciones meteorológicas adversas, los alumnos de Primaria retomamos  con ilusión el Torneo de Fútbol Sala.

En la tercera jornada del campeonato jugaron los alumnos de 4º y en la cuarta jornada los de 3º.

El viernes día 11 de abril, antes de iniciar las vacaciones, los alumnos de 3º nos hicieron disfrutar con un emocionante partido. Sin duda, lo más importante de este torneo no son los resultados sino la deportividad demostrada entre los equipos participantes. Todos los niños, de un modo u otro, estamos implicados en la organización y  participando con ilusión:  unos desempeñamos las labores de árbitros, linieres, guardias de seguridad, otros nos encargamos de los marcadores o de animar a nuestros respectivos equipos.


 
Domingo de Resurrección PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Equipo de Pastoral   
domingo, 20 de abril de 2014
 

¡JESÚS, HA RESUCITADO!

“El primer día de la semana, María Magdalena, fue al sepulcro al amanecer.

El sepulcro estaba vacío.”

¡Jesús ha resucitado!

Comienza la historia de la Iglesia, que se funda en la fe de quien tiene los ojos abiertos para ver el misterio que entraña una tumba vacía, de quien tiene el alma esperanzada, de quien tiene un corazón intrépido para correr a comunicar la gran noticia.

Ir en busca del AMIGO, aunque parezca una locura, como Juan y Pedro, no es otra cosa que abrir la vida espontáneamente a la misión, a la promesa de una presencia constante de Dios.

La Pascua de resurrección nos abre a la alegría, al gozo, a la celebración de la VIDA. Jesús nos hizo una promesa que perdura en el tiempo: “Yo estaré con vosotros, todos los días, hasta el fin del mundo”

Ser Iglesia, peregrinar con la certeza de la Presencia de Jesucristo a nuestro lado, en nuestras vidas, ha de hacer que hoy brote un ¡ALELUYA, CRISTO VIVE! Que todos vivamos desde la alegría profunda, porque hemos visto al Maestro y Señor, al Amigo que da su vida por nosotros, al Vencedor de la muerte… a Cristo.

¡Feliz Pascua de Resurrección!


 

Leer más...
 
Sábado Santo PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Equipo de Pastoral   
sábado, 19 de abril de 2014
 

CELEBRAMOS LA SOLEDAD DE MARÍA

El Sábado Santo es un día de oración junto al sepulcro esperando la Resurrección. Es día de reflexión y silencio.
Es el día también de la soledad de María. Para ella sigue la pasión en su alma. Sufre con el recuerdo de cada uno de los gestos de su Hijo, sus quejidos, sus palabras. Sabe que ha triunfado, pero ella está sola, Él no está con ella.
María permanece fiel en su dolor pensando en las palabras de su Hijo: “al tercer día resucitaré”.


Leer más...
 
Viernes Santo PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Equipo de Pastoral   
viernes, 18 de abril de 2014
 

CELEBRAMOS LA MUERTE DE JESÚS

En esta tarde de Viernes Santo recordamos la Muerte de Jesús. 
El mismo Jesús que ha pasado la vida haciendo el bien, va a ser víctima de la incomprensión de los que creen tener el monopolio de la verdad religiosa y del poder ante el pueblo.  No es que Jesús quiera sufrir y morir. Es que su estilo de vida no le puede llevar por otro camino, porque su amor a los pobres y oprimidos denuncia situaciones de injusticia y opresión y muchos, sobre todo "los poderosos", no pueden aguantar su denuncia.
Sin embargo, la Cruz de Jesús es un símbolo de esperanza para el cristiano. Es que Jesús no se quedó en la Cruz, en la Muerte, sino que pasó a la Gloria y a la Alegría de la Resurrección.
A la luz de la Cruz de Jesús, se ilumina nuestra vida y descubrimos el sentido de las cruces que cada día aparecen en nuestro camino. 

 
Leer más...
 
Viernes Santo PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Equipo de Pastoral   
viernes, 18 de abril de 2014
 

ACOMPAÑAMOS A JESÚS EN SU PASIÓN

En la mañana del Viernes Santo acompañamos a Jesús camino del calvario. 

Palabras del Papa Francisco:

En la Cruz de Cristo está todo el amor de Dios, su inmensa misericordia. Y es un amor del que podemos fiarnos, en el que podemos creer.

Pero la Cruz nos invita también a dejarnos contagiar por este amor, nos enseña así a mirar siempre al otro con misericordia y amor, sobre todo a quien sufre, a quien tiene necesidad de ayuda, a quien espera una palabra, un gesto, y a salir de nosotros mismos para ir a su encuentro y tenderles la mano.

Jesús con su Cruz recorre nuestras calles para cargar con nuestros miedos, nuestros problemas, nuestros sufrimientos, también los más profundos.

Con la Cruz, Jesús se une al silencio de las víctimas de la violencia, que no pueden ya gritar, sobre todo los inocentes y los indefensos; con ella, Jesús se une a las familias que se encuentran en dificultad, que lloran la trágica pérdida de sus hijos, o que sufren al verlos víctimas de paraísos artificiales como la droga; con ella, Jesús se une a todas las personas que sufren hambre en un mundo que cada día tira toneladas de alimentos; con ella, Jesús se une a quien es perseguido por su religión, por sus ideas, o simplemente por el color de su piel; en ella, Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas porque ven el egoísmo y la corrupción, o que han perdido su fe en la Iglesia, e incluso en Dios, por la incoherencia de los cristianos y de los ministros del Evangelio.

En la Cruz de Cristo está el sufrimiento, el pecado del hombre, también el nuestro, y Él acoge todo con los brazos abiertos, carga sobre su espalda nuestras cruces y nos dice: ¡Ánimo! No la llevas tú solo. Yo la llevo contigo y yo he vencido a la muerte y he venido a darte esperanza, a darte vida (cf. Jn 3,16).

La cruz deja la certeza del amor indefectible de Dios por nosotros. Un amor tan grande que entra en nuestro pecado y lo perdona, entra en nuestro sufrimiento y nos da fuerza para sobrellevarlo, entra también en la muerte para vencerla y salvarnos.

En la Cruz de Cristo está todo el amor de Dios, su inmensa misericordia. Y es un amor del que podemos fiarnos, en el que podemos creer.

Fiémonos de Jesús, confiemos totalmente en Él (cf. Lumen fidei, 16) porque Él nunca defrauda a nadie.

A Cristo que sufre lo sentimos cercano, uno de nosotros que comparte nuestro camino hasta el final. No hay en nuestra vida cruz, pequeña o grande, que el Señor no comparta con nosotros.

Pero la Cruz nos invita también a dejarnos contagiar por este amor, nos enseña así a mirar siempre al otro con misericordia y amor, sobre todo a quien sufre, a quien tiene necesidad de ayuda, a quien espera una palabra, un gesto, y a salir de nosotros mismos para ir a su encuentro y tenderles la mano.

Muchos rostros han acompañado a Jesús en su camino al Calvario: Pilato, el Cireneo, María, las mujeres… También nosotros podemos ser para los demás como Pilato, que no tiene la valentía de ir contracorriente para salvar la vida de Jesús y se lava las manos.

La Cruz de Cristo nos enseña a ser como el Cireneo, que ayuda a Jesús a llevar aquel madero pesado, como María y las otras mujeres, que no tienen miedo de acompañar a Jesús hasta el final, con amor, con ternura.

Llevemos nuestras alegrías, nuestros sufrimientos, nuestros fracasos a la Cruz de Cristo; encontraremos un Corazón abierto que nos comprende, nos perdona, nos ama y nos pide llevar este mismo amor a nuestra vida, amar a cada hermano o hermana nuestra con ese mismo amor




Leer más...
 
Jueves Santo PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Equipo de Pastoral   
jueves, 17 de abril de 2014
 

CELEBRACIÓN DE LA ÚLTIMA CENA

Con el Jueves Santo se inicia el “Triduo Pascual”, en el que celebramos los tres momentos más decisivos de la vida de Cristo y que constituyen el centro de la fe cristiana: “murió, fue sepultado, resucitó”.

La celebración del Jueves Santo hace memoria solemne de dos gestos de Jesús en aquella Última Cena: uno, el lavatorio de los pies a los discípulos y, el otro, la institución de la Eucaristía. Ambos gestos, unidos a las palabras de Jesús que nos transmiten los evangelios y que explican el profundo sentido de los mismos, son —al mismo tiempo— el testamento y la herencia que Jesús ha dejado para siempre a la humanidad. Un testamento firmado con su sangre derramada en la cruz y autentificado con su resurrección de entre los muertos.

Aquel primer Jueves Santo de la historia, la víspera de su muerte, antes de ser entregado, Jesús se entrega como alimento en el pan y en el vino consagrados por El mismo. Sin embargo, en esa Cena, el Señor Jesús, no hace una cosa meramente simbólica sino que celebra su propia muerte: lo que hizo, lo hizo como anuncio profético y ofrecimiento anticipado y real de su muerte antes de su Pasión. Por eso, como recuerda San Pablo, "cuando comemos de ese pan y bebemos de esa copa, proclamamos la muerte del Señor hasta que vuelva" (1 Cor 11, 26). Porque, aquella memorable noche, la entrega de Cristo en la cruz, anticipadamente, se hizo sacramento permanente en el pan y en el vino que El dio a sus discípulos diciéndoles: “tomad y comed, esto en mi Cuerpo”, “tomad y bebed, esta es mi Sangre”, quedando así instituida para siempre la Eucaristía que Él mismo mandó repetir: “Haced esto en memoria mía”. Pero no como un mero rito, sino en su significado profundo de entregar la vida por los demás como Él lo hizo.

Para comprender esto mejor hay que traer aquí aquellas palabras que les dijo Jesús a sus discípulos, también en la Última Cena, después de lavarles los pies: “si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros”. Lavar los pies. Un humilde gesto de servicio que resume toda la existencia de Jesucristo, una vida que el mismo resumió con esta frase, “no he venido para ser servido sino para servir y para dar la vida en rescate por todos”. Y eso mismo es lo que pidió a sus discípulos de entonces y lo que quiere que hagamos sus seguidores de hoy: que nos sirvamos unos a otros, como él lo ha hecho con nosotros, hasta dar la vida por el bien de los demás.

Así se entiende que el participar en la Cena del Señor, sentarse con Él a la mesa, afecta a la vida del que come y bebe el Cuerpo y la Sangre de Cristo, porque no lo recibimos pasivamente, sino que nos implicamos en la dinámica de su entrega.

En la misma Última Cena, por si aún no estaba claro, Jesús pidió a los suyos: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. “La señal por la que se sabrá que sois discípulos míos es que os amáis los unos a los otros”. Jesús no pide nada que él no haya hecho antes con nosotros. 

El Jueves Santo es como un poema con varias estrofas pero con un solo estribillo: “Sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo”. Y ese “extremo” ha sido dar la vida.

Los que creemos en Jesucristo hoy celebramos la alegría de saber que esa muerte del Señor, que no terminó en el fracaso sino en el éxito de la resurrección, tuvo un por qué y un para qué: fue una "entrega", un "darse", fue "por algo" o, mejor dicho, fue "por alguien" y nada menos que por "nosotros y por nuestra salvación". "Nadie me quita la vida, —había dicho Jesús— sino que Yo la entrego libremente.

Es posible amarnos unos a otros porque Él nos ha amado primero y porque nos ha dejado la fuente de ese amor en el Sacramento de la Eucaristía: “tomad y comed… tomad y bebed”...  Esto es lo que hoy, Jueves Santo, celebramos los católicos. 



Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Resultados 1 - 18 de 494
www.trinitarias.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=726&Itemid=1
trinitariaspastoral.blogspot.com.es/
www.trinitarias.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=789&Itemid=1
www.josefinas-trinitarias.org/espro/
es-es.facebook.com/people/Trinitarias-Salamanca/100003121181836
twitter.com/#!/ColeTrinitarias
www.trinitarias.com
menores.osi.es/
www.educa.jcyl.es/
www.trinitarias.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=489&Itemid=106
www.trinitarias.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=437&Itemid=1
www.trinitarias.com/web/file/Cartel-residencia.pdf
www.padresycolegios.com/index.asp
www.josefinas-trinitarias.org/web

¿Quién está en línea?

Hay 4 invitados y 1 usuario en línea

Santos del día

Sant Jordi. Patrón de Catalunya. San Jorge (mr), Adalberto (ob mr), Marolo (ob), Gerardo (ob), Pusina (vg)
© 2014 Colegio Santísima Trinidad de Salamanca
.
Política de privacidad
___________________
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.